Art Singel 100  
Amsterdam Contemporary Art Gallery / Galerie voor hedendaagse kunst

 

 

_____Home_____

 

Gallery Program

Current
Upcoming
Previous

 

Artists

Alberto Carrera
Liesbeth Rahder
André de Jong
Maayke Schuitema
Jan van Eden

Esther Levigne
Ger Meinema
Jorge Gay Molins
Jean Bilquin

Achnaton Nassar
Philippe Bouttens
Colette Curfs
Milous Heunks

Tomoko Kawachi
Patricia Lippert
Herve Martijn
Anton Martineau
Tejo Philips
Pol Mara
Mapi Rivera
Chiel Vluggen
Marianne Vollmer
Sadik Kwaish
Josef Karl   
Unni Askeland
Evelyn Jansen
Harry van der Woud
 

Directions

Kunstkoop

Info

Links

Sabayes

Fundacion vanES

 

 

Jan van Eden exhibition Tarazona (Spain) July 2003

 

 Belphoebe, ‘chastity, grace and courage’

  

 

Thematic exhibition at the Fundación Maturen  -  Iglesia de San Atilano, San Atilano, 7, Tarazona (Zaragoza), July 2003

 

 

[972002, 032001,032002]

 

 

 

 

 

 

En la búsqueda de los orígines de la agresividad occidental, Jan van Eden sé adentra en la literatura del siglo XVI y elige los personajes y las metáforas que aparecen en el poema “The Faerie Queene” (1596) de Edmund Spenser.

Lo que la pintura y la escultura en el Renacimiento significó para Italia, fue para los ingleses la literatura. “The eye is the shaping power of the Faerie Queene”. El ojo simbólico del Renacimiento es en la literatura la forma del poder de “Faerie Queene” La introducción de la perspectiva en las pinturas del Renacimiento se puede comparar con los reflejos lejanos de luz que las armaduras de los caballeros desprenden y que tan solo se perciben, como una aparición. Debido a la importancia que este poema tuvo en el Renacimiento, puede considerarse como la raíz de la civilización occidental. Las corazas de los caballeros radiantes bajo el sol, flechas más rápidas que la luz y continuas escenas de rapto y de matanzas son descritas a un ritmo rápido, como si faltara el aliento. Spenser es un maestro de las artes visuales y de los efectos especiales. La leyenda se desarrolla bajo una luz radiante, que puede ser comparada con las películas de acción de hoy. Las escenas violentas podrían ser vistas con complacencia con los ojos fríos de nuestra presente cultura, pero en el fondo la historia contiene un mensaje de altruismo y moralidad.

Jan van Eden elige dos caracteres, el de Belphoebe y el de Britomart. Las dos portan armadura y son poderosas andrógenas. El poema las describe como fuertes y bellísimas criaturas, totalmente emancipadas y conscientes de sí mismas. Belphoebe, habitante cazadora y solitaria de los bosques, una diosa disfrazada de Artemis. Como armas porta lanza afilada y arco, las flechas están dotadas de puntas de acero. El simbolismo de las armas que Belphoebe porta, significa que esta preparada para, inmediatamente, enrolarse en una batalla espiritual.

 

 

Iglesia de San Atilano

[03ta23]

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Press:

El Aragones,  agosto 2003 

 La exposición de Jan van Eden parte como tema de un poema renacentista inglés, que tiene en Belphoebe y Britomart a sus dos principales protagonistas con la guerra como asunto primordial. Pasado para todo presente. Tema que es consecuencia de la marcada conciencia histórica y social de un pintor con ética que vio y sintió múl tiples injusticias de cuando trabaja como geólogo, desde 1967 hasta 1985, por Africa, Oriente próximo y América Hispana.

La obra presentada en la Fundación Maturén es inédita y representa una ruptura con la muy excelente serie anterior basada en figuras con maletas. Algunas formas expresionistas, no obstante, guardan relación con obras tipo "De Strijder", 1993, por el alargamiento anatómico para crear máximo impacto. Aquí, lo importante es que el pasado, pese a flechas y arcos, incluso alfanjes, se vincula con el presente desde una precisa naturalidad, aunque en alguna olía las bombas sirven como testimonio y denuncia de toda guerra actual para enfatizar en la indefensa población. Diferentes símbolos en ocasiones enmascarados, como el reloj de arena para aludir a la muerte o fascinantes ojos en lugares imprevistos, y el propio tema adquieren un tono excepcional por el exacto color y el tratamiento formal, de modo que el ágil trazo y la reducción formal para potenciar lo expresivo imprimen a las figuras un ondulante atractivo. Hermoso. Obra intachable e impactante, que arrastra, con el gran acierto de eludir cualquier matiz tipo mensaje gratuito. Podría asegurarse, por otra parte, que el tema ni de lejos está agotado, aunque el poema como eje de partida obligará al pintor a plantearse otro cambio.

M Perez-Lizano / Zaragoza 

 

 

 

   Some images of the exhibition

 

 

[03ta01]

[03ta05]

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Una serie de tres lienzos muestran a Belphoebe cabalgando al galope. La dinámica y la velocidad supersónica de sus flechas dan a Belphoebe el aire de modernidad del siglo XXI, ella es para el artista una metáfora del armamento de alta tecnología que hoy en día se usa para matar, a larga distancia, a los que consideramos nuestros enemigos. La gran diferencia es que Belphoebe va arropada con la toga de la justicia, que defiende valores morales supremos de pureza, bondad y valentía. Actúa en defensa del débil y desciende desde alturas mitológicas para curar las llagas de los heridos. Nunca pone en peligro la libertad de los otros.

 

 

 

[03ta05]

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ronald van Engen & Gloria Alcazar the day of the opening 6th July 2003, in front of the painting 'Belphoebe', now in the collection of the foundation Maturen.

[03ta100]

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Attendance at the official opening of the exhibition

[03ta107]

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Jan van Eden - Recent work