Art Singel 100  
Amsterdam Contemporary Art Gallery / Galerie voor hedendaagse kunst

 

 

_____Home_____

 

Gallery Program

Current
Upcoming
Previous

 

Artists

Alberto Carrera
Liesbeth Rahder
André de Jong
Maayke Schuitema
Jan van Eden

Esther Levigne
Ger Meinema
Jorge Gay Molins
Jean Bilquin

Achnaton Nassar
Philippe Bouttens
Colette Curfs
Milous Heunks

Tomoko Kawachi
Patricia Lippert
Herve Martijn
Anton Martineau
Tejo Philips
Pol Mara
Mapi Rivera
Chiel Vluggen
Marianne Vollmer
Sadik Kwaish
Josef Karl   
Unni Askeland
Evelyn Jansen
Harry van der Woud
 

Directions

Kunstkoop

Info

Links

Sabayes

Fundacion vanES

 

 

 

 

Jan van Eden

 'Ecos del pasado'

8th April - 5th May 2010

 Sala CAI Luzan , Paseo Independencia, 10 - 50004 Zaragoza.
www.cai.es/luzan.html
 

 

 

15 abril 2010

Visiones fugitivas que interrogan tiempos y espacios

Anota Jan Van Eden (Voorburg, Holanda, 1942) que hasta hace muy poco tiempo en nuestro mundo solo podiamos pensar en terminos de crecimiento y prosperidad pero, de pronto, la historia nos ha sobrepasado. La sociedad actual, afirma, se enfrenta a problemas que son un eco del pasado. De ahi que el titulo que ha elegido para dar cierta coherencia narrativa a la secuencia de pinturas y fotografias, realizadas en los ultimos anos, que presenta en la sala CAI-Luzan, sea precisamente Ecos del pasado.

Interrogar sus observaciones es desde siempre el asunto que fundamenta la obra de Jan Van Eden; y en este continue interrogar, la reflexion sobre el tiempo y el espacio ocupan lugar preferente, por ser las coordenadas que le permiten situar al individuo con-temporaneo. En sus obras, el pa­sado asoma en el presente provocando entrecruzamientos tenidos unas veces de melancolia y siem­pre de pesimismo. Quiza porque, aunque todavia confie en que en ocasiones mirar atras tiene sentido porque, segun asevera, quien conoce la historia controla el futuro, no acaba de tenerlo muy claro. Mas bien, todo apunta a que la vieja idea de progreso se ha desvanecido, como de hecho parece anotar en el arranque de la exposition con la obra Greatest Show on Earth (2007), provista de puertas abatibles que una vez abiertas muestran tres secuencias de la caida de las Torres Gemelas. Hasta la imagen del viejo leon de la Metro que anuncia el desastre del orden mundial aparece vulne­rable. A esta obra sigue el acrilico de gran formato Demolition 9-11 (2008), cuyo objetivo centra en el primer termino de la composi­tion la destruction de una de las dos Torres. Siguen cuadros protagonizados por individuos sin identidad, ni pasajeros ni viajeros, que huyen de no se sabe que y hacia no se sabe donde; junto a otros que en compania, y en ocasiones tomando la identidad de famosos actores de cine, huyen con identica incertidumbre de escenarios donde nada invita a quedarse. Vigilados por las camaras que imponen su dominio en el espacio de pinturas y fotografias, transitan perdidos por escenarios adversos, como ya informan los paneles que rotulan estos no lugares. De bocetos para las pintu­ras, las fotografias se presentan ahora con entidad propia, participando de las soluciones formales que el autor aplica a los cuadros, como la linea vertical que los atraviesa para fortalecer perspectivas y desdoblamientos.

Las visiones fugitivas derivan hacia la secuencia sobre la crisis financiera, para declinar inusitadamente en las pinturas de ambientes burgueses felizmente periclitados. 

Chus Tudelilla

 

 

 

El Periodico 8th April 2010

 

Hay una secuencia lineal por las cuatro paredes de la sala CAI Luzán, en la exposición de pintura y fotografía Ecos
del pasado, del holandés Jan Van Halen. Se inicia en la caja con el león de la Metro que encierra El mayor
espectáculo del Mundo y al abrirla aparece el horror de las Torres Gemelas desplomándose. Luego, el hombre que
corre entre el polvo con el rostro borrado hacia nosotros como si nos advirtiera del futuro.
Ese cuadro va encadenado a una serie de lienzos de gente cotidiana que corre alocada por las estaciones de tren,
con la hora justa, el tiempo quitándoles la vida, mientras que los paneles de destino pone algo así como "a ninguna
parte". Todos pasan frente a nosotros con rasgos indefinidos, resultado de algún eye contact una efímera mirada
con el rabillo para desaparecer en un magma incoloro, el tono cromático de la calle, del pavimento, del aire urbano.
A veces el pintor explicita con humor a un sujeto y lo pinta de azul blue man como una fotografía movida. Porque
vuelven, ahora en fotografías más pequeñas los mismos personajes atropellados por el tiempo, ahora bajo un reloj
que marca las dos menos siete minutos. Poco a poco, aparecen unas líneas blancas verticales que escinden las
imágenes, las cortan de arriba abajo, y devienen extrañas, cada vez más invisibles: "Me gusta romper la imagen,
hacen que la gente sea más anónima aún y recuerda al que las ve que está mirando una pintura". Jan Van Eden.
Los blancos del fondo son sencillamente el algodón del lienzo cruzando textura con el óleo y el acrílico.
Hay mucho cine en los planos de esta muestra. Pasa abiertamente al blanco y negro como si el tren entrara en un
túnel. Surgen iconos de la Gran Depresión del 29 (la Madre emigrante de Dorothea Lange), o de películas
americanas de los años 30, para abrirse, en la pared final a los gabinetes exclusivos de la clase alta, fumadores de
club, extraños besos pistola en mano, gente que corre las cortinas para que la chusma no contamine el glamur,
para seguir a salvo.
Y ese parece ser el desenlace. Jan Van Eden comparaba ayer la explosión de las Torres Gemelas con el ataque a
Pearl Harbour en 1940 o el de Hiroshima en 1945, hechos, dijo, que "inician cambios de dirección radical en la
marcha del mundo". "Aquí sigue la guerra en Irak y Afganistán, sin otro motivo que el de dominar sobre sus
recursos. Y de ella salen leyes y resoluciones que cambiaron nuestras vidas: chequeos, escuchas, llamadas,
cámaras de vigilancia, detenciones inesperadas... El capitalismo".
Van Eden considera estos fenómenos como "un paso atrás en nuestras vidas" y aboga por mirar al pasado para
aprender de situaciones anteriores en que peligró nuestro destino colectivo. Eso son los Ecos del pasado.
Roberto Miranda (El Periódico de Aragón)

 

El Periodico 8th April 2010

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Heraldo 29th April 2010

SALA LUZAN LA PINTURA DE JAN VAN EDEN, TERRITORIO NEUTRAL DEL TIEMPO

Con la historia y la fotografia

 

Ecos del pasado

Pinturas de Jan Van Eden. Sala CA1 Luzan. Paseo Independencia, 10. Hasta el 8 de mayo.

 

G

erhard Richter llego a decir que había fotos de aficionados mas bellas que un Cezanne. Hacia 1972 declaro que la Fotografía le interesaba “mas que la Historia del Arte al ser un reflejo de mi yo individual y de nuestra realidad social”. Es decir, que las fotografías extienden su sombra sobre lo privado y lo publico, constituyéndose en criaturas graficas con fuerte entidad moral. Richter decía utilizar la fotografía como “muleta” para la pintura. Y es algo que también sucede con Jan van Eden. Se da la paradoja de que una sola instantánea puede engendrar una serie completa de pinturas.

El artista se muestra tributario del fotógrafo y defensor, a la par, de su disciplina , pues esta manifiesta cierta virtud intransferible, cierta capacidad de supervivencia como medio, al revelarse tan deseosa de jugar como responsable notarial de la Historia, como quien precisa sumar al registro la personalización de una firma, un compromiso material entre lo acontecido y su memoria.
La
 biografía de Jan van Eden (Voorburg, Holanda, 1942) es curiosa. Tras estudiar Matemáticas y Ciencias Naturales en Groningen y Leiden, nos cuentan que trabajo como geólogo en África, América Latina y Oriente Próximo. Su primera exposición data de 1972, y desde 1985 se dedica enteramente a la pintura. Ahora vive a caballo Ámsterdam y Sabayes, en la provincia de Huesca. No es por ello extraño que su curriculum incluya exposiciones en territorio aragonés. ‘Ecos del pasado’, su individual en la Luzan, se abre con un imagen fuerte, tomada de los medios, que traslada a una tela de algodón, mediante el óleo, la tragedia del 11 S. Lo presenta en dos versiones.
En una de ellas, la explosión de las Torres Gemelas se encierra en una caja, como un tríptico medieval, y al cerrarse, deja ver al Icon de la Metro y un eslogan: ‘Greatest Show on Earth’. Asunto que nos recuerda las polémicas declaraciones de Stockhausen sobre si este atentado fue “la máxima obra de arte”.

La catástrofe global

Los personajes del fotomontaje de van Eden ‘Destination un­known’ (Destino desconocido) y de las variaciones desarrolladas sobre el, parecen directamente afectados por la catastrofe global, y no se tiene claro si huyen de algo terrible o les posee una prisa furiosa.

Para el pintor holandes, afincado en Sabayes, el pasado dramatico retorna, y los espacios intermedios, de transito, propios de estaciones de tren o de aeropuertos, reunen a personajes tornados de las fotografias de antaño y de hogaño, como las victimas de la Gran Depresion, retratados por Dorothea Lange.

Alejandro Ratia

 

 

 

Main page exhibition sala CAI Luzan - Zaragoza

Recent work Jan van Eden